Secado de marihuana - Proceso óptimo

Tras una larga espera, al fin llega el momento de secar y curar nuestra cosecha. Normalmente el ansia nos puede, pero realmente, fumar marihuana que no está seca, no nos proporciona ni un 20% del sabor, ni un 15% de potencia…así que lo mejor es esperar y hacer un buen proceso de secado.

Antes de comenzar a explicar el proceso de secado y curado, me gustaría destacar que dicho proceso, es uno de los más importantes, ya que dependiendo de cómo lo hagamos, podrá verse afectada y perder múltiples cualidades.

 

 

Consejos para secar y curar marihuana de una manera profesional:

La marihuana no muere justo cortarla, si no que quedan restos de humedad en el interior de las ramas que, hasta que no sequen, la cosecha no obtendrá su plena calidad ni sabor. 

Fumar marihuana cortada de hace 3 semanas, es de ser una persona poco paciente, a no ser que tengas un armario SECAPRO. Si el mono te puede, coge los cogollos de la parte de abajo y de un tamaño pequeño.

 Dos son los procesos necesarios para que la marihuana alcance su punto óptimo:

  • El secado: perder el agua de sus ramificaciones, para que el THC sea psicoactivo y nos coloque. Este proceso dura de una a cuatro semanas, dependiendo de la ubicación.
  • El curado: se producen reacciones químicas en el cogollo que descomponen la clorofila para así la marihuana tener un sabor más suave  y que no nos rasque la garganta, además de ganar mucho en potencia. 

Los pasos a seguir para un óptimo secado de marihuana son los siguientes:

  • - No cortar en días lluviosos.
  • - No regar durante los 2 días previos a la recolecta (Si fuese posible).
  • - Cortar la planta en ramas para reducir la cantidad de líquido retenido y obtener mayor maniobrabilidad.
  • - Colgar las ramas boca abajo.
  • - Mantener la cosecha en plena oscuridad siempre que sea posible y evitar la luz directa.
  • - Conservar en un lugar (a poder ser de madera de cedro) ventilado para poder regenerar el aire.
  • - Ventilar indirectamente, es decir, que no dé directamente a las ramas.
  • - Estará seco una vez la rama cruja al doblarla hasta partirse , normalmente entre 1 y 4 semanas.
  • - Dejar 3 semanas más para que mejoren las cualidades de la planta y mejorar así sus condiciones óptimas.

Si se guarda bien puede durar más de un año sin perder calidad.

Tres son los enemigos del THC: el aire, la luz y el calor.

Cosas que NO se deben hacer

  • - No enterrar la planta.
  • - No  arrancar la planta con las raíces y sumergirlas en agua hirviendo para que el THC fluya hasta los cogollos.
  • - No meter en horno ni en el microondas, parte del THC de los cogollos se destruye.

 

No tengas prisa en el secado. Todos los métodos de secado rápido que usan calor hacen que la maría pierda potencia, por eso la mejor opción son los armarios de secado SECAPRO, ya que no utilizan calor, solo una regeneración constante del interior.